martes, 26 de noviembre de 2013

Barrios improvisados acrecientan niveles pobreza en Santiago

Santiago.-El levantamiento de barrios improvisados comienza a mostrar el Santiago de dos caras, el de edificaciones suntuosas, instalaciones de mallas y el rostro de la miseria con casuchas levantadas en las riberas de ríos o entre barrancos.
 
En contraste como en todas las urbes, mientras en la parte este y norte de la ciudad son levantadas las grandes edificaciones, como plazas, supermercados y torres de apartamentos, al sur y el suroeste los niveles de pobreza se acrecientan y llevan la hacinamiento. 
Un estudio del Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago, establece que tan solo en ocho cañadas y algunos arroyos, mal viven en condiciones de precariedad y alto riesgo 40 mil personas, estimada en 11 mil familias.
Y es que el contraste ente el crecimiento urbano formal y el que se desarrolla en las periferias, es considerada por urbanistas como parte del desorden y la desorganización en que está sumergida la ciudad.
Reynaldo Peguero, director ejecutivo del Plan Estratégico establece que las invasiones en la zona sur del municipio y la parte oeste donde se han levantado varias barriadas improvisadas.
 “La Alcaldía es buena en controlar el crecimiento formal, peor no hay rectoría territorial en las periferias y por eso es que vemos como prosperan el crecimiento informal, sin titulación”, expresa Peguero al hablar con reporteros de El Caribe.
Peguero considera como crítico la ausencia de titulación. En estos sectores, lo que llama a enfrentar por parte del cabildo. En menos de cinco años entre los sectores Bella Vista y Cienfuegos se han creado informalmente diez barriadas nuevas. 
En el centro de la ciudad sucede lo mismo con el barrio Nueva York Chiquito, donde aproximadamente cien familias llevan quince años ocupando la ribera del río Yaque del Norte.
Sin que le presentaran un título de propiedad, Apolinar María Peralta adquirió un terreno en diez  mil pesos a menos de 20 metros del río Yaque.
Las constantes crecidas arrastraron su hogar, por lo que decidió tomar otro solar, donde allí opera un pequeño negocio de reciclaje de basura.
“Yo he escuchado en varias ocasiones que nos intentarían desalojar, pero nosotros compramos y no es verdad que nos van a sacar sin llevarnos a otro lugar más seguro”, punta Peralta.
Su vecino Clever De los Santos, es otro de los refugiados del Yaque y de los estafados por  aprovechados que venden la ribera del río como si fuera de su propiedad. La mayoría de casuchas levantadas son de madera, cartón y zinc y ocupan aproximadamente un kilómetro y medio de lo que le corresponde a la avenida Mirador Yaque o Circunvalación.
La mayoría de estas personas provienen de otras provincias que en busca de mejor suerte vienen a parar a Santiago y cuando se ven con la triste realidad, construyen en cualquier espacio de área verde o en las orillas de las cañadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

De Interés Informacion