domingo, 26 de enero de 2014

Critica a dominicanos que se venden contra la Patria

El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez lamentó ayer que muchos dominicanos vendan sus conciencias en contra de la Patria y citó los casos de organizaciones no gubernamentales que viven acusando al país sin tomar en cuenta todo  lo que ha hecho República Dominicana a favor de Haití.

“Hoy no faltan personas como las que en  aquellos tiempos le provocaron sufrimiento a Duarte, que prefieren venderse a intereses, a unas supuestas organizaciones no gubernamentales que yo traduzco siempre a organizaciones no gratas, porque son de poco recuerdo para nosotros”, indicó López Rodríguez al oficiar una misa con la presencia del presidente Danilo Medina y de la primera dama Cándida Montilla de Medina.
En el Te Deum,  con motivo de celebrarse los 201 años del natalicio de Juan Pablo Duarte, padre de la Patria, el Cardenal se lamentó de que exista un consorcio de naciones, cuyos nombres no citó, que estén confabuladas contra la República Dominicana.
Recordó que República Dominicana se independizó de Haití, no de España, a la vez que precisó que este es el único país de América Latina que no llegó a independizarse  de la denominada Madre Patria.
“Nos independizamos de Haití en el año 1844, un 27 de febrero, y el autor de eso fue Juan Pablo Duarte, y por esto se le pagó de esa manera, y se le sigue pagando, porque hay muchos vendiéndose a los peores intereses que hay, que no son los dominicanos”, apuntó.
Por otro lado, el cardenal pidió a las naciones “supuestamente amigas”, que por favor respeten a la República Dominicana. “Nosotros somos un país pequeño y hemos sido siempre grandes amigos.
Es bueno que se repita un millón de veces. Nadie ha hecho por Haití lo que ha hecho este país. Hemos recibido su gente y le hemos dado trabajo”, enfatizó.
Salud a haitianos
López Rodríguez también destacó que miles de haitianos siguen recibiendo atenciones médicas en los hospitales nacionales y son recibidos en nuestras universidades, pero resaltó  que existe la necesidad de que se lleve a cabo la regularización de los extranjeros que viven de forma irregular en el país.
“Yo he viajado a todas partes del mundo, y donde quiera que he ido a los extranjeros se les exige unas serie de condiciones para entrar. El único país que está obligado, gracias a los genios diplomáticos que en el mundo existen, somos nosotros, que tenemos que recibir a todo el que pase por la frontera dominicana, ¿en razón de qué?. ¿Quién ha dictado eso?, se preguntó.
 López  Rodríguez  insistió que esos genios son los poderes económicos de esas naciones que no les interesa que los haitianos vayan a sus países porque les afectan sus economías. En ese sentido, pidió  que haya un poco de justicia a favor de la República Dominicana, que es el país que verdaderamente más le ha dado la mano al pueblo haitiano.
El cardenal habló sobre el tema al oficiar el Te Deum en acción de gracias a Dios por la vida del patricio, a intención del Ministerio de Educación y del Instituto Duartiano, en presencia  del cuerpo diplomático acreditado en el país, a quienes agradeció la asistencia a la ceremonia, celebrada en honor al patricio Juan Pablo duarte.  “Pero yo quisiera que esto se esclareciera un poco y que no se le dejara solo a República dominicana esta carga, con la que no podemos, porque también tenemos la nuestra, una gran pobreza que nos está presionando y nos está cargando, realmente más de lo que podemos hacer”, agregó López Rodríguez.
Acto de justicia
Planteó que dice todo eso, no para ofender a nadie, sino por justicia a Duarte y justicia con todo lo que el país  está haciendo a favor de Haití, el tiempo que  recordó que el 12 de enero de 2010 cuando ocurrió el devastador terremoto el primer país que llegó en su auxilio fue RD, de lo que él fue testigo, porque visitó varias veces a esa nación y pudo percibir la caravana interminable de camiones, camionetas y vehículos con ropas y alimentos para ayudarlos.
“Nada de eso se reconoce, somos los monstruos salvajes que tiene América frente a un país desprotegido, somos también un país, pobre, así es que por favor excúsenme los señores diplomáticos que no entienden mucho este lenguaje, pero esa es la verdad”, sostuvo el arzobispo de Santo Domingo.
Sostuvo que como dominicano se siente profundamente herido de que el mundo  de los países supuestamente amigos nos este pateando de la forma  tan irrespetuosa en que lo están haciendo.
El presidente Medina asistió a la misa, en compañía de los ministro administrativo, José  Ramón Peralta, de Obras Publicas, Gonzalo Castillo y de  hacienda, Simón Lizardo, entre otros.
Posteriormente visito el Altar de la Patria donde reposan los restos de los padres de la Patria, donde posteriormente fueron depositadas varias ofrendas florales de parte de diversas instituciones públicas y privadas.
Tanto a la llegada como a la salida de la Catedral y el Altar de la Patria, el presidente Medina recibió los honores militares correspondiente a su investidura.
INSTITUTO RESALTA GRATITUD A DUARTE
De su lado, el presidente del Instituto Duartiano, José Joaquín Pérez Saviñón se mostró satisfecho por la demostración de gratitud hacia Juan Pablo Duarte. “Una última exhortación es, a seguir a Duarte, a seguir sus virtudes, a seguir sus ejemplos para todos unidos, siempre tener algún día la Patria justa y feliz que el soñó”, precisó Saviñón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

De Interés Informacion